bandera infosar
Pro impreare sos Agregadores de Noas RSS, incarca s'icona cun su tastu de dereta de su sorighitu e, a pustis, seletziona 'Copia Indirizzo'. Pustis copiadu su collegamentu, incolla lu in s'agregadore tuo.

papiros
cumpartzi custa noa cun sos amigos tuos invia mail stampa

Noas


18/04/2018

Cuncursu "LIMBAS IN PONTE" de tradutzione literaria in sardu, 2018

EDITZIONE 2018: ISPAGNOLU > SARDU

Prèmiu de Tradutzione literària in sardu
LIMBAS IN PONTE

Prèmiu intituladu a ELIEZER BEN YEHUDA (1858-1922), Giornalista, linguista, tradutore: babbu mannu de sa limba ebràica moderna

EDITZIONE 2018: ISPAGNOLU>SARDU

Pro sòpera

CUENTOS DE LA SELVA > CONTOS DE SU PADENTE de

Horacio Quiroga


...

BANDU

Sas EDITZIONES PAPIROS

BANDINT SU PRÈMIU “LIMBAS IN PONTE”,

de tradutzione literària in sardu.

S’òpera chi at a èssere bortada e publicada in sardu pro su 2018 est:

CONTOS DE SU PADENTE

de Horacio Quiroga (Uruguay 1878-1937).

Sos Tradutores interessados devent fàghere sa tradutzione in sardu (cunforma a sas normas LSC/Limba Sarda Comuna) dae su testu ISPAGNOLU de sa prima parte de su libru CONTOS DE SU PADENTE, chi si podet iscarrigare dae su situ http://limbas.tempusnostru.it, dae su 19-4-2018. Sa tradutzione de prova, iscrita in caràte­res de imprenta in formadu Word, cheret imbiada in busta cungiada e racumandada, intro de su 11-6-2018, a:Prèmiu LIMBAS IN PONTE, c/o PAPIROS ed., carrera de Lombardia 46, 08100 NÙGORO.

Paris cun sa tradutzione, in intro, cheret postu nùmene, sambenadu, indiri­tzu, telèfonu e posta eletrònica de su tradutore.

In mesu de sas tradutziones arribbadas, at a èssere premiada sa tradutzione mègius dae s’ISPAGNOLU. Su tradutore premiadu, tando, at a retzire s’incàrrigu de bortare in sardu su libru intreu. Su tradutore at a èssere pagadu dae sas Editziones Papiros cun un’agiudu a sa tradutzione de 500€ (netos). Sa tradutzione de su testu cumpretu, chi in s’originale est cumpostu dae unas 9 900 paràulas, devet arribbare in busta cungiada e racumandada, intro de su 15-8-2018, a Prèmiu LIMBAS IN PONTE, c/o PAPIROS ed., carrera de Lombardia 46, 08100 NÙGORO, iscrita in caràte­res de imprenta in formadu Word. Paris cun sa tradutzione, in intro de sa busta, cheret postu nùmene, sambenadu, indiri­tzu, telèfonu e posta eletrònica de su tradutore. Su libru at a èssere publicadu in sa sèrie SenaLàcanas dae sas Editziones PAPIROS, chi si riservat sa possibilidade de acontzare ortografia e lès­sicu de sa tradutzione. Sa premiatzione de sa tradutzione at a èssere fata su 11.10.2018 pro sa DIE INTERNATZIONALE DE SA TRADUTZIONE (festada cada annu su 30 de cabudanni), in Thiniscole, in logu e oràriu chi at a èssere comunicadu a su tradutore e a su pùblicu de sos interessados.

Nùgoro, 18.04.2018

PAPIROS editziones

Cun s’agiudu de LIBRERIA GIUMAR e de s’Assòtziu culturale DIALOGHI CON L’AUTORE

Thiniscole

Horacio QUIROGA
CUENTOS DE LA SELVA

LA TORTUGA GIGANTE

Había una vez un hombre que vivía en Buenos Aires y estaba muy contento porque era un hombre sano y trabajador. Pero un día se enfermó, y los médicos le dijeron que solamente yéndose al campo podría curarse. El no quería ir porque tenía hermanos chicos a quienes daba de comer; y se enfermaba cada día más. Hasta que un amigo suyo, que era director del Zoológico, le dijo un día:

-Usted es amigo mío, y es un hombre bueno y trabajador. Por eso quiero que se vaya a vivir al monte, a hacer mucho ejercicio al aire libre para curarse. Y como usted tiene mucha puntería con la escopeta, cace bichos del monte para traerme los cueros, y yo le daré plata adelantada para que sus hermanitos puedan comer bien.

El hombre enfermo aceptó, y se fue a vivir al monte, lejos, más lejos que Misiones todavía. Hacía allá mucho calor, y eso le hacía bien.

Vivía solo en el bosque, y él mismo se cocinaba. Comía pájaros y bichos del monte, que cazaba con la escopeta, y después comía frutas. Dormía bajo los árboles, y cuando hacía mal tiempo construía en cinco minutos una ramadal con hojas de palmera, y allí pasaba sentado y fumando, muy contento en medio del bosque que bramaba con el viento y la lluvia.

Había hecho un atado con los cueros de los animales, y los llevaba al hombro. Había también agarrado, vivas, muchas víboras venenosas, y las llevaba dentro de un gran mate, porque allá hay mates tan grandes como una lata de querosene.

El hombre tenía otra vez buen color, estaba fuerte y tenía apetito. Precisamente un día en que tenía mucha hambre, porque hacía dos días que no cazaba nada, vio a la orilla de una gran laguna un tigre enorme que quería comer una tortuga, y la ponía parada de canto para meter dentro una pata y sacar la carne con las uñas. Al ver al hombre el tigre lanzó un rugido espantoso y se lanzó de un salto sobre él. Pero el cazador que tenía una gran puntería le apuntó entre los dos ojos, y le rompió la cabeza. Después le sacó el cuero, tan grande que él solo podría servir de alfombra para un cuarto.

-Ahora-se dijo el hombre-voy a comer tortuga, que es una carne muy rica.

Pero cuando se acercó a la tortuga, vio que estaba ya herida, y tenía la cabeza casi separada del cuello, y la cabeza colgaba casi de dos o tres hilos de carne.

A pesar del hambre que sentía, el hombre tuvo lástima de la pobre tortuga, y la llevó arrastrando con una soga hasta su ramada y le vendó la cabeza con tiras de género que sacó de su camisa, porque no tenía más que una sola camisa, y no tenía trapos. La había llevado arrastrando porque la tortuga era inmensa, tan alta como una silla, y pesaba como un hombre.

La tortuga quedó arrimada a un rincón, y allí pasó días y días sin moverse.

El hombre la curaba todos los días, y después le daba golpecitos con la mano sobre el lomo.

La tortuga sanó por fin. Pero entonces fue el hombre quien se enfermó. Tuvo fiebre y le dolía todo el cuerpo.

.




#Diegu Corràine

» in segus